Escuela

El juego del silencio de Montessori para niños

La concentración es una de las cosas que más les cuesta a los niños conseguir, y sin duda lograr que un niño mantenga su atención fija en algo específico puede resultar un desafío muy grande.

Para ello, existe un juego creado por la filósofa Montessori, con el objetivo de ayudar a los niños a mejorar su concentración, paciencia y empatía. Este juego tiene por nombre “el juego del silencio”.

¿Cómo se juega?

Para este juego, no se necesita ningún tipo de instrumento o material, aunque es recomendable usar una campanita para marcar el inicio y el final del tiempo de silencio. Pueden participar incluso, niños desde los dos años de edad.

Se juega de la siguiente manera:

  • Pídele a los niños que van a participar que se sienten en el suelo formando un círculo, si es un solo niño solo debes sentarte frente a él.
  • Explícales que para jugar al juego debe quedarse tan tranquilos como una roca o una flor.
  • Pídeles que cierren los ojos e indícales que no pueden hablar.
  • Deja pasar 30 segundos la primera vez y cada día puedes ir aumentando el tiempo de silencio.
  • Para finalizar el tiempo de silencio, toca la campana o llama a cada niño por su nombre para que vaya levantándose.
  • Luego, pide a cada uno lo que sintió o escuchó mientras estaba todo en silencio.

Beneficios del juego del silencio

Primero es importante resaltar, que este juego no sirve como castigo para los niños, y tampoco se utiliza para que él reflexione sobre algo que haya hecho mal. Esto, es un método de relajación perfecto que aporta los siguientes beneficios a los niños:

  • Ayuda al pequeño a mejorar su concentración.
  • Comienza a desarrollar su disciplina interna.
  • Le ayuda a mejorar sus hábitos de autocontrol.
  • Ayuda a ejercitar la paciencia.
  • Hace que los niños aprendan a ser respetuosos y tolerantes.
  • Les ayuda a relajarse, a pensar y meditar.
  • Es ideal para desarrollar un pensamiento crítico.
  • Permite mejorar increíblemente su agudeza auditiva.
  • Cuando participan varios niños, les ayuda a mejorar sus técnicas de trabajo en equipo.

Como puedes ver, es un juego muy sencillo pero que aportará grandes beneficios para tu hijo, puedes practicarlo cuando el este aburrido o quiera jugar contigo y de esa manera lo ayudas a mejorar en los aspectos antes mencionado mientras compartes tiempo de calidad a su lado.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario