Embarazo Hogar

Sillas de bebés y coches, una mala combinación

Salir de paseo con nuestros bebés es muy común, ya que ello sirve para que ambas partes se sientan relajadas y además disfruten de un poco de aire fresco.

Estas salidas pueden realizarse a través de una caminata o usando un coche. Dependiendo del tipo de paseo que selecciones deberás tomar en cuenta algunos puntos para la tranquilidad durante la jornada de esparcimiento.

Uno de los requisitos sin punto de discusión cuando nos decidimos a sacar a nuestros pequeños hijos durante el invierno, es abrigarlos muy bien y de esta forma evitar que sean víctimas del frío y posteriormente de un resfriado.

No obstante, lo que nadie nos ha contado es que a pesar de la calidez que ofrecen los abrigos no es recomendable para los infantes cuando van en el coche.

¡Peligro!

Es muy común que al salir con nuestros hijos en invierno, una de las prendas protagonistas sea el abrigo. Ello se debe a que aleja al frio y por ende causa satisfacción al cuerpo del pequeño.

Sin embargo, el uso de esta prenda en los viajes en coche no es para nada bueno ¿por qué?

La razón parte del principio de que los abrigos son por regla general mullidos. Cuando ajustamos el cinturón de seguridad de la sillita de bebés, el ajuste no se realiza en torno a la figura de nuestro hijo, sino en pro de las medidas del abrigo.

El problema con este ajuste, es que en caso de accidente, el cinturón realiza presión sobe el abrigo, peor la ser mullido, el mismo se contrae y por ende se crea un espacio a través del cual el infante puede salir volando.

Una alarma real

Si bien es cierto que todo esto te puede sonar un poco exagerado, la verdad es que estas afirmaciones han sido comprobadas con anterioridad.

El experimento se realizó con un muñeco cuyas características respondían a las de un niño de 5 años. A pesar de que el auto empleado para la prueba sólo iba a 50 km/h, las consecuencias del siniestro fueron bastante alarmantes.

Ante ello la recomendación es a no colocar el abrigo a los niños cuando los sienten en las sillas de bebés del coche. Si el clima está frio, puedes optar por colocar una manta por encima del pequeño, luego de que ajustes los cintos y de esta forma será más seguro.

Tags

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario