Salud

El síndrome de burnout; ahora en las madres

A veces algunas madres piensan que todo será color de rosa cuando el nene nazca, pero están muy equivocadas, de hecho, después de los nueves meses de gestación es cuando viene la etapa más ruda que una madre puede vivir, la etapa de criar y ver crecer, madurar, desarrollarse a su hijo con su entorno, esto es algo que a muchas madres con solo pensarlo les llena de estrés, y precisamente esa es la cita que nos reúne aquí, el síndrome de Burnout. Consiste en respuestas del organismo a causa de largas jornadas de estrés o cansancio, esto anteriormente se manifestaba solo en trabajadores de tiempo completo, pero en la actualidad son más los padres los que están sufriendo de este síndrome.

Y es que no es para menos, cuando el bebé nace, el mundo de los padres se pone patas arriba y sin más razón, el bebé necesita de un cuidado extremo para que su crecimiento sea el más sano posible, cuando los padres son primerizos este factor toma más potencia, pues, algunos padres tienen el miedo de hacer algo mal. Todo esto provoca una inmensa ola de estrés que sin dudas deben evitar a toda costa para que las cosas sigan su afluencia con normalidad.

Los especialistas coinciden en que los síntomas son muy parecidos a otras patologías, es por eso que diagnosticar este síndrome se vuelve tarea difícil, sin embargo, te mostraré algunos síntomas claros del síndrome de Burnout:

  • Aislamiento social
  • Agotamiento físico
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Sentimientos negativos
  • Estado de nerviosismo
  • Dificultad para dormir
  • Dolores de cabeza fuertes y constantes

Todos estos síntomas están atribuidos a esta patología que cada día amenaza la integridad física de algunos padres, aunque en la mayoría de los casos se presenta más en las madres.

CÓMO EVITARLO
Primero que todo, se debe tener en cuenta que antes cualquier problema que presente el cuerpo, se debe asistir al especialista para que dé un diagnostico preciso. Sin embargo, se pueden controlar ciertos síntomas, cuando tu cuerpo pida un descanso es merecedor dárselo, no te sobre fuerces, tampoco te tomes todas las atribuciones tu sola como madre, se tienen a muchos compañeros, tu pareja, tus familiares y muchas personas más que seguramente te podrán ayudar en algunas labores, los especialistas recomiendan practicar algún tipo de actividad relajante, puede ser yoga u otra actividad similar para que drenes ese estrés que tanto te consume.

Tags

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario