Bebés

¿En qué consiste el síndrome del nido en las mamas?

Cuando una mujer está embarazada, es normal que su cuerpo comience a presentar modificaciones y cambios, sin embargo, los cambios más notables son aquellos que se manifiestan en su conducta, existe una fuerte variación de esta que sucede cerca del último trimestre.

El cambio de conducta que se presenta en el último trimestre presenta como manifestaciones:

  • Alteraciones nerviosas conforme a las cuales la madre, comienzan a sentir ciertos estados de ansiedad por el transcurso del tiempo.
  • Cambios de humor fluctuantes, que obedecen a la imposibilidad de hacer varias cosas a la vez.

De que va el síndrome del nido y como tratarlo.

Así como cuando las aves saben que llega el momento de tener las crías y proceden a buscar el nido más adecuado para las mismas, lo mismo sienten algunas madres cuando se acerca la época de la cesárea o bien del parto, comienzan a estresarse y desean arreglar de forma apresurada todo aquello que tiene que ver con el bebe, a esto se le conoce el síndrome del nido.

Este síndrome tiene por manifestaciones la siguiente:

  • Deseo apresurado de arreglar el cuarto del bebe, de realizar cambios de forma constante como modificar la pintura de la pared, rodar los muebles y la cuna del lugar en el que se encuentra.
  • Deseo de limpiar todas las áreas de la casa, colocar seguros para evitar que el bebe abra gavetas, puertas, closets.
  • Imposibilidad de conciliar el sueño debido a que las cosas no están listan aun para recibir el bebe.

Estas y demás manifestaciones hacen a la madre sucumbir en un estado de ansiedad y de hiperactividad intensa, pero la prioridad reside en que debes tomar las cosas con calma, esperar tranquila y mantener reposo, todo tiene su tiempo, ¡tranquila!

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario