Niños

Somatización y desequilibrios podrían ser efecto de altas capacidades mentales en niños

Los niños diagnosticados con altas capacidades pueden presentar somatizaciones, haciéndoles experimentar desequilibrios emocionales, lesiones cutáneas, dolores de cabeza, escapes de esfínteres cuando ya se controlaban, entre otros padecimientos, informó la Asociación Española de Superdotados y con Talento (AEST).

Para evitar esta situación, la AEST hace un llamado a los pediatras para que, cuando se encuentren con alguno de estos casos, valoren la posibilidad de estar ante un niño con altas capacidades intelectuales y que aun no ha sido identificadas, necesitando la ayuda inmediata de su familia y entorno escolar.

Cabe resaltar que un niño con altas capacidades no únicamente tiene una inteligencia muy superior a la media, sino que además presenta una personalidad, creatividad, sensibilidad y temperamento que se desarrolla de una manera distinta a la de los demás niños de su edad, haciendo que en ocasiones oculten sus talentos para poder ser aceptados en un grupo.

Lo ciertos es que los niños con altas capacidades tienen necesidades específicas, tanto emociónales como educativas, y que de no ser detectadas o prestarles la suficiente atención, influirían de forma muy negativa en su diario vivir.

La AEST dice que muchos de estos niños con capacidades altas que no han sido identificadas tienen a tener desequilibrios emocionales tales como tristeza, estrés e incluso depresión. Así mismo puede producir somatizaciones que se presentan como dolores de cabeza, abdominales, sangrados, fiebre, incontinencia, entre otros.

“La AEST ruega a los pediatras que, en caso de aparecer este tipo de síntomas en alguno de sus pacientes, valoren la posibilidad de que pudiera tratarse de un menor con Altas Capacidades Intelectuales sin identificar, que esté necesitando apoyo en el colegio y comprensión por parte de sus padres y/o profesores, y por tanto le deriven a Salud Mental Infanto-juvenil para realizar una valoración psicológica completa.” expresa el comunicado.

Estos niños con altas capacidades se destacan desde muy pequeños por poseer un amplio vocabulario, gran memoria, intensidad emocional, creatividad, entre otras funciones.

De esta manera, una identificación temprana de las altas capacidades y su correcto manejo, favorecerán no solo su bienestar emocional sino también el desarrollo de todo su potencial.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario