Niños

Importancia de la tía en la crianza de un niño

Actualmente, con tanto peligro que existe en la calle y dentro de la misma sociedad, los padres suelen desconfiar mucho y pensarlo más de dos veces al momento de decidir dejar a sus hijos bajo el cuidado de alguna persona. Es en este preciso momento y bajo estos parámetros que siempre sale a relucir la figura de la tía.

Sin importar si es de parte de la familia paterna o materna, la tía es una figura irremplazable y siempre valorada por el niño, pues representa mucho más que la hermana de su mamá o su papá, la tía es aquella persona que funge en muchos casos como una segunda madre, una confidente y un apoyo antes las adversidades.

Todos tenemos a alguna tía que es nuestra favorita, aunque nos de pena admitirlo, es la realidad. Bien sea porque es quien nos acompañó durante nuestra crianza, o porque la diferencia de edad no es significativa, las memorias que se viven con esta tía favorita, son únicas, y se mantienen en nuestra mente por años, sino por siempre.

Factores que hacen de una tía, la mejor de las tías

Existen numerosas razones por las cuales una tía puede ser considerada la mejor, por su sobrino. La gran mayoría son motivos sentimentales, como la compañía incondicional, la complementación de la crianza, pero de una manera más fresca y alegre o por protegernos de regaños. En fin, existen infinidad de razones, entre las que podrías mencionas:

  1. Es nuestra consejera en la mayoría de los casos. Nos ayuda a calmarnos, a desahogarnos, a esclarecer nuestra mente, y en muchas ocasiones, sirve de mediadora ente nosotros y nuestros padres.
  1. Es la mejor amiga para jugar. Las tías suelen fungir el papel de la compañera de juegos, esa que puede durar todo un día divirtiéndose con nosotros, consintiéndonos y hasta ayudándonos con las tareas.
  1. Es una persona detallista y amorosa, pues jamás se le olvidará una fecha importante y es capaz de aprovechar cualquier ocasión especial para darnos un hermoso regalo.

Las razones son cientos, y ciertamente, las tías aunque hacen de canguro la mayoría de la veces, ante los ojos del niño, estas representan la mejor compañía que pueda tener durante el día entero, llegando a desear incluso, que sus padres no lleguen nunca para de esta manera poder quedarse toda la noche con su persona favorita en el planeta tierra: Su tía.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario