Embarazo

El peligro de utilizar toallitas húmedas en bebés

Desde la creación de las toallitas húmedas, todas las madres se han visto favorecidas al momento de utilizarlas, cargándolas siempre en sus bolsos, bien sea como toallas para limpiarse el maquillaje, o para secar el sudor, las toallitas húmedas han significado una gran solución para la vida de las mujeres de hoy en día.

Además, su uso también se ha visto incrementado al ser una excelente herramienta para limpiar a nuestros hijos cuando se ensucian luego de hacer sus necesidades, y en muchas ocasiones las utilizamos para limpiarles sus caritas cuando se las ensucian al comer y hasta para soplarles su naricita

Las madres, hemos adaptado el uso de las toallitas húmedas, multiplicando sus utilidades para mejorar la higiene de nuestros bebés, pero lo que no sabemos es que realmente es más el daño que le ocasionan a nuestros hijos, que la ayuda.

Una profesora de dermatología en la Universidad de Medicina de Connecticut, la doctora Mary Wu Chang, participó en un estudio que reveló el impacto negativo que estas toallitas tienen en la piel de los bebés, causando erupciones y graves reacciones alérgicas, debido a los diferentes químicos que son utilizados para la fabricación de las mismas.

Los peligros son amplios

Uno de los peligros que estos productos presentan, es la alta cantidad de parabenos que contienen, estas son sustancias que suelen utilizarse como conservantes en diferentes productos cosméticos y que gracias a diversos estudios, se ha revelado su potencial para ser cancerígenos.

Sin embargo, este no es el único problema, pues muchas toallitas húmedas que utilizamos en nuestros hijos contienen una alta concentración de fenoxietanol, el cual es un producto de origen químico que puede causar daños al hígado y los riñones del niño, tras ser absorbidos mediante la piel.

Este producto puede causar problemas graves de dermatitis, alergias e irritación en la piel, así como también puede causar irritación en las vías respiratorias y puede ser capaz de inhibir la respuesta inmunitaria del organismo del bebé.

Ante esta realidad, profesionales en el área han desatado una campaña para promover la utilización de productos más “naturales” o dicho con otras palabras “menos peligrosos” para la salud de nuestros hijos. Siendo así la respuesta a nuestros problemas, algo tan simple como el agua y jabón neutro para limpiar a nuestro bebé.

Durante años nos hemos acostumbrado a la utilización de las toallitas húmedas para solucionar todos nuestros problemas higiénicos, sin conocer las contraindicaciones que estos productos producen en nuestros hijos, así que es momento de regresar a las viejas andanzas y tal como lo hicieron nuestras madres, solucionar con agua y jabón, para así evitar daños graves a nuestros niños.

Sobre el autor

Ana Lesmes

Orgullosa madre de 3 hermosos hijos traviesos pero respetuosos. Me encanta compartir historias, consejos y experiencias acerca de la etapa mas maravillosa de mi vida, ser madre.

Comentar

Enviar un comentario