Parto

Ventajas y desventajas de una cesárea

La cesárea es un proceso quirúrgico en el cual la madre da a luz a su hijo mediante una incisión que se le hace en el abdomen para extraer al niño de su vientre evitando el parto vaginal o natural. En un comienzo, este método se realizaba únicamente como medida de excepción o emergencia para partos delicados en los cuales se supiera que la madre no soportaría el parto natural o porque el bebé se encontraba mal posicionado en el momento del parto.

No obstante, ha sido tanta la seguridad que las mujeres han sentido con el éxito de este método, sumado a la reducción por completo del doloroso proceso de parto, que en la actualidad, en muchos países son más la cantidad de cesáreas que se practican, que el número de partos naturales.

Esta es una realidad que incluso a la OMS (Organización Mundial de la Salud) le preocupa a sobremanera, pues según sus cálculos, en países como España la tasa de cesáreas está llegando al 21%, cuando lo idóneo es que se establezca entre un 10 y 15%. Lo que demuestra un inquietante aumento en la popularidad de este método de parto, al punto de poder considerarse como una moda entre las madres.

Lo más difícil es el postparto

Aunque es cierto que el proceso de parto es mucho más sencillo, ya que se evitan los insoportables y agonizantes dolores de las contracciones del parto, y por mucho que hayas escuchado la popular frase “con una cesárea no sentirás nada”, la realidad es que la ley de la naturaleza es muy dura y aunque te ahorras los dolores del parto, el post operatorio es mucho más difícil que en un proceso de parto vaginal.

La cicatrización es mucho más lenta y dolorosa, los dolores del postoperatorio son insoportables y los limitantes de las actividades diarias ni hablar, por lo que atender a tu hijo recién nacido puede convertirse en algo torturador, si no imposible.

Además uno de los momentos más hermosos y mágicos del parto, el llamado “piel con piel”, que es cuando se le entrega el recién nacido a su madre para establecer esa primera conexión entra ambos, no puede hacerse en muchos casos luego de una cesárea, ya que la madre debe recuperarse de la operación y muchos doctores lo consideran peligroso.

La cesárea no obstante, es maravillosa, pues son varias las vidas que este procedimiento ha salvado, sin embargo, un parto vaginal puede ser mucho mejor, aunque duela. De todas formas, consulta a tu médico y si no es totalmente necesario, no des a luz por cesárea, es nuestra recomendación para ti.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario