Bebés

¿Cómo vestir a mi bebé durante las seis primeras semanas?

Seguramente has pasado por alguna tienda para bebés mientras estás en la dulce espera. De pronto, ves aquel suéter o aquellas botitas tejidas que te enloquecen, y quieres correr a comprarlas para que tu bebé las pueda lucir en los primeros días de su vida. No te frenes ante este impulso, ¡cómpralas!

Compra durante el embarazo toda la ropa necesaria para sus primeras semanas después del nacimiento, esto te ayudará a ahorrar tiempo y a estar más tranquila. Estas primeras semanas tendrás que realizarle muchos cambios al bebé, por ello busca ropa cómoda y de fácil manejo y acceso, sobretodo en el área de los pañales.

¿Cuáles prendas debo elegir?

El saber qué prendas elegir siempre es complicado por la gran variedad de ropa neonatal que existe. Debes tomar en consideración al momento de elegir, la comodidad y lo suave de las telas, así como también, cuidar que las prendas no tengan costuras, etiquetas ni accesorios que puedan irritar al bebé o que presenten algún inconveniente para su seguridad.

Toma en cuenta al momento de comprar que los bebés crecen rápidamente. Por ello, lo ideal es comprar piezas de tres meses para que puedan disfrutar un poco más de la ropa que seleccionaste.

Dentro de la amplia gama de ropa neonatal, te recomendamos comprar trajecitos de una pieza, son cómodos y sencillos de colocar; camisetas de algodón, ideales debajo de la ropa (cuida que tengan broches en el cuello y la entrepierna para que sea más fácil y cómodo al cambiarlo); suéter o saquito con broches frontales.

No deben faltar en su guardarropas trajes de lana, si nace en una época fría, son ideales para mantenerlo abrigado; calcetines y botitas tejidas, útiles para mantener sus pies calientes; sombreros y gorritos para mantener su cabeza y sus orejas alejadas del frío.

Consejos prácticos a la hora de cambiar su ropa.

Elige ropa holgada en el cuello, tobillos y piernas. Si tienen botones, listones o cordones, chequea que estén bien sujetos a la ropa, de desprenderse pueden convertirse en un riesgo de asfixia.

Al momento de vestir al bebé, abre el cuello todo lo que sea posible para ver su cabeza pasar por la abertura, usa tus manos dentro de las mangas y piernas de los pantalones y ayúdalo a pasar sus manos y pies por los orificios.

El sitio ideal para cambiarlo es el suelo o un cambiador de pañal. Al hacerlo háblale a tu bebé para calmarlo, así asociará el cambio de ropa con un momento especial contigo.

Recuerda hacerlo con la mayor delicadeza, paciencia y amor, ya que eso le dará confianza a tu pequeño, al momento del cambio, pudiendo así establecer vínculos y lograrlo en el menos tiempo posible.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario