Niños

Mis hijos quieren elegir su vestuario ¿ahora qué hago?

A partir de los tres años de edad, nuestros hijos suelen iniciar la fase de independencia, lo que generalmente tiende a confundir a los padres, principalmente a los primerizos. La selección del vestuario es, por así decirlo, una de las primeras formas de nuestros pequeños de expresar su voluntad y los rasgos de su personalidad.

Generalmente, a esta edad los niños desean hacerse oír por los adultos, empezando por sus propios padres. En este proceso, es común que se opongan a vestir tal y cual como los padres desean o piensan es lo mejor para su hijo.

Aprendiendo juntos

En las generaciones pasadas, los padres solían vestir a sus hijos sin solicitar su opinión o intervención en el proceso. ¡Ahora la situación ha cambiado! Nuestros hijos viven en un mundo distinto al que fuimos criados los padres. Hoy en día, nuestros hijos saben elegir y reclaman su derecho a vestirse tal y cómo desean.

En esta etapa, el reto consiste en aprender juntos. Las madres nos debatimos entre dos sentimientos antagónicos, que son difíciles de procesar. Por un lado, la felicidad de ver a nuestro hijo hacerse independiente. Por el otro, sentir que perdemos autoridad sobre él. El aprendizaje, entonces, debe ser mutuo.

¿Cómo negociar con nuestros hijos?

La negociación es una parte importante durante esta fase. La mejor forma de enseñar a nuestros hijos es a través del ejemplo, el modelaje. ¡Los niños imitarán lo que vean en nosotros! Invitémosle a nuestro guardarropa mientras nos vestimos, que observen cómo seleccionamos nuestro vestuario.

Al ayudarle a vestirse, es importante proponerle varias piezas de ropa, educarle sobre los estándares sociales sobre la vestimenta qué debe usar, si es para colegio, fiesta o parque. Estos son algunos de los temas sobre los cuáles conversar con nuestros pequeños. Además, es muy importante, notar qué tipo de ropa y color le gusta usar. ¡Enséñale a combinar las piezas y sobretodo, escucha su opinión!

¡En un viaje!

Todas estas claves, nos ayudarán como padres a enseñar a que se vistan en forma adecuada, respetando sus opiniones o sin tener que obligarles a usar lo que no quieren usar. Tomar en cuenta estos consejos al momento de armar sus mochilas de viajes. Así, nos evitaremos berrinches por todo el camino, cuando salgamos de viaje con nuestros hijos.

El ser padres, es una gran responsabilidad que conlleva a un aprendizaje continuo. No te desesperes cuando llegue la etapa de que quiera elegir su propio vestuario, por el contrario, disfruta de esta nueva experiencia y ve descubriendo la personalidad de tus hijos.

Tags

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario