Niños

Los zapatos con ruedas representan un peligro para los niños; confirmado por pediatras

Entre las diversiones que más han tomado gran aceptación en el ambiente infantil, destacan sin dudas los zapatos con ruedas. Estos ingeniosos zapatos ya forman parte de los artículos con ruedas favoritos entre los niños, entre los que destacan las bicicletas, los patines, las patinetas, entre otros muchas más artefactos que son muy deseados por los infantes. Pero estos artefactos con ruedas gozan de un potente peligro que supone para los niños, puesto que algunos pediatras ya están advirtiendo a los padres de tener más cuidado con estas cosas, puesto que si se la van a comprar, por lo menos estén pendientes y vigilen muy bien a sus nenes al momento de usarlos.

TODO COMENZÓ EN ESTADOS UNIDOS

Este tipo de zapatillas se comenzaron a vender en el 2000, hace más de una década en varias ciudades de Estados Unidos y a medida que fue tomando popularidad y mayores ventas, se fue esparciendo la moda a otros países del mundo con el fin de promover el juguete que también servía como calzado. Sin embargo, desde 2007, la revista Pediactrics, publicó un estudio en el que advierten a los padres el peligro que supone para los niños este tipo de zapatos.

En dicho estudio, se puede apreciar varios casos de niño que se cayeron y sufrieron lesiones en su cuerpo productos de las fuerte caídas, de esa manera, la revista buscaba concientizar a los padres para que frenaran la comprar del producto o bien sea, estén más pendiente al momento de su uso.

Muchos testimonios de padres afirman que, sus hijos usan este tipo de zapatillas hasta para ir al colegio, es decir en su día a día. Eso no está bien, porque por más que puedan parecer zapatillas comunes y corrientes, llevan una rueda por debajo que hace que tenga la función de patines, por lo que algunos niños corren el riesgo de sufrir lesiones cuando bajan las escaleras de la escuela o transitan por un piso mojado.

Las víctimas de las caídas en la mayoría de los casos eran niñas, esto se debe a que los niños poseen un poco más de estabilidad física que las niñas, afirman los expertos.

El llamado es para todos esos padres que les compran este tipo de artefactos a los niños para que estén más pendientes en el momento de usarlos, y que comprendan que no es para un uso cotidiano.

Sobre el autor

Alicia Remolina

Experta en temas de maternidad y formación. Pediatra de profesión, escritora por naturaleza. Mi misión consiste en ofrecer consejos prácticos para ayudar a los padres a disfrutar la crianza y el cuidado de sus hijos.

Comentar

Enviar un comentario